Devocionales

Devocionales

 

Versiculo de la Semana para Memorizar

En todo tiempo ama el amigo; para ayudar en la adversidad nació el hermano. Proverbios 17:17, NVI


Lunes

LA LENGUA ES UN FUEGO 
 
Kendra Intihar 
 
Escritura de Hoy: “El que perdona la ofensa cultiva el amor; el que insiste en la ofensa divide a los amigos”. Proverbios 17:9, NVI 
 
Tema: Una forma de proteger y amar como Jesús es nunca chismear. 
  
EN RECUPERACION 
  
Soy una chismosa en recuperación. Yo sabía todas las formas de chismear: chismear "haciendo una pregunta", chismear a través de expresiones faciales, chismear como una noticia que sabía que un amigo "disfrutaría" de escuchar y la peor forma posible de chismeo: chismeo disfrazado en solicitud de oración. 
  
En la universidad, yo le estaba contando un poco de "noticias" al chico con el que me casaría. Él dijo: "Kendra, te amo, y disfruto hablar contigo sobre las cosas que te interesan. Pero lo que me estás diciendo ahora no es asunto mío. Y probablemente tampoco tuyo". Fue la primera persona que me dijo en la cara que no estaba interesado en escuchar los asuntos de otras personas, y tuvo un impacto tal que su sabiduría en ese momento ha resonado en mi mente durante 21 años. Mi esposo probablemente me salvó de décadas de daño relacional y amistades rotas. 
  
REFRENE SU LENGUA 
  
Mi Abuela Tessie falleció pocos meses después de que tuve ese encuentro revelador con mi futuro esposo. Mi Abuela Tessie era la líder espiritual de nuestra familia. Era famosa por su bizcocho, su té dulce y su amor interminable por Jesús. Nos encontramos hojeando su Biblia personal mientras lamentábamos. Ella tenía solo un versículo de las Escrituras en toda su Biblia subrayado y anotado: “Si alguno de ustedes cree ser religioso, pero no refrena su lengua, se engaña a sí mismo y su religión no vale nada” (Santiago 1:26, RVC). Uf. 
  
He aprendido que el Espíritu Santo me corregirá con suavidad, firmeza y continuamente si mi corazón es blando para la corrección. En esa etapa de mi vida, necesitaba aprender que el chisme era impropio … e impío. 
  
EL PRIMERO DE LOS PECADORES 
  
Aunque es mucho más fácil en estos días, todavía tengo que luchar contra mi impulso de chismear, especialmente si se trata de algo que se siente como un escándalo: excitante, fácil de juzgar y algo que corro muy poco riesgo de hacer yo misma. Me ayuda a recordar que, al igual que Pablo en 1 Timoteo 1:15, yo soy el "primero de los pecadores". Y si soy el primero de los pecadores, entonces necesito preocuparme por esa viga en mi propio ojo antes de comenzar a contarles a otros sobre la mancha en el ojo de mi hermano o hermana. 
  
Dietrich Bonhoeffer escribió una vez: “Cualquiera que viva debajo de la Cruz y que haya discernido en la Cruz de Jesús la maldad total de todos los hombres y de su propio corazón encontrará que no hay pecado que pueda serle ajeno a él. Cualquiera que alguna vez haya estado horrorizado por la terribilidad de su propio pecado que clavó a Jesús en la Cruz ya no se horrorizará ni siquiera por los pecados más viles de un hermano". 
 
Ese pensamiento frenará mi lengua rápidamente. 
 
Hagalo Algo Personal: En la carta que Santiago escribió a los primeros Cristianos Judíos, habla de la importancia de controlar nuestras lenguas. Lo animo a leer el libro de Santiago esta semana. Son solo cinco capítulos y solo debería llevarle unos 30 minutos. Está lleno de sabiduría piadosa. Santiago nos recuerda en su carta que, "Así también la lengua es un miembro muy pequeño del cuerpo, ¡Imagínense qué gran bosque se incendia con tan pequeña chispa! También la lengua es un fuego, un mundo de maldad. Siendo uno de nuestros órganos” (Santiago 3:5b-6a, NVI). ¿Cómo ha visto que la lengua es un fuego en su propia vida? Mientras usted lee el libro de Santiago considere las formas en que la lengua puede dañar o sanar. 
  
Ore: Dios Padre, Te pido un dominio propio sobrenatural cuando se trata de mis pensamientos y mis palabras. Solo Tú conoces mis luchas en esta área. Oro, Tú, "Toma control de lo que digo, oh, Señor, y guarda mis labios" (Salmo 141: 3, NTV) según Tu Palabra. Ayúdame a hablar con amor. Oro en el Nombre de Jesús. Amén. 
  


Leer: Proverbios 20:19, 21:23; Efesios 4:29 
Martes

¿EL AMOR HIERE? 
 
Wayne Wilson 
 
Escritura de Hoy: “El amor nunca se da por vencido, jamás pierde la fe, siempre tiene esperanzas y se mantiene firme en toda circunstancia”. 1 Corintios 13:7, NTV  
  
Tema: El amor sigue esperando y pensando lo mejor a través de circunstancias difíciles. 
 
LO QUE HEMOS EXPERIMENTADO 
 
¿Por qué hiere el amor? ¿Cómo es posible que algo en lo que se centra todo el mundo espiritual (Amor) se vuelva tan doloroso, divisivo y destructivo? ¿Por qué el amor no siempre "funciona"? Si alguna vez rompió con alguien, se divorció, tuvo una pelea con un amigo o básicamente vivió la vida en cualquier tipo de relación, ha hecho estas preguntas. El amor, como la mayoría de la gente lo experimenta, puede herir; realmente herir. 
  
AMOR VERDADERO 
  
En la primera carta de Pablo a los Corintios, Pablo está comparando lo que el pueblo de Corinto había llegado a conocer como amor con el amor real de Dios. Los corintios habían llegado a conocer el amor como algo muy egocéntrico. Sin embargo, mire lo que Pablo dice específicamente que el amor no es: “El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor. El amor no se deleita en la maldad” (1 Corintios 13:4b-6a, NVI).  
 
¿Le suena familiar? Lo que conocemos como amor puede convertirse en algo que esté completamente enfocado en nosotros mismos y en nuestros propios intereses. Pablo dice que esto no es amor real. Sin embargo, él les dice a los corintios lo qué si es el amor: “El amor es paciente y bondadoso; ... se regocija con la verdad; El amor todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca se extingue” (1 Corintios 13:4a, 6b-8a, NVI). 
 
En el versículo de las Escrituras de hoy, Pablo describe el atributo del amor que se aplica a cómo nos relacionamos con los demás cuando somos leales. El amor verdadero trabaja a través de todo lo posible juntos; soporta todas las cosas. El amor permanece en las dificultades, soporta todas las luchas y no se rinde. El amor cree lo mejor de los demás y cree que el bien puede salir de cualquier situación o lucha. "Todo lo cree, todo lo espera". Medite en esta última parte por un momento, “El amor nunca se extinguirá”. (1 Corintios 13: 8a, NVI). 
 
PERDURANDO EN AMOR 
 
¿Cómo serían diferentes nuestras relaciones si las personas involucradas disculparan todas las cosas, creyeran todas las cosas, esperaran lo mejor en todas las cosas y soportaran todas las cosas juntos? Eso es muy diferente de lo que la mayoría de nosotros experimentamos como amor hoy, ¿no es así? 
  
Hagalo Algo Personal: Hoy, haga de esto una práctica en cada relación y en cada situación: sea amable, sea paciente y regocíjese en la verdad. No importa si esa verdad termina siendo lo que usted quiere o no; soporte todo como viene y manténganse comprometido. Permanezca en ello hasta que se resuelva, crea que lo bueno puede provenir de cualquier cosa y espere ese resultado a lo largo de toda la situación. Al practicar esta forma de vivir y amar, puede convertirse en una forma de vida y "nunca se extinguirá". 
  
Ore: Dios, enséñame a amar,  amar de verdad, de la manera que Tu amas. Ayúdame a aprender a amar de la manera en que Pablo está describiendo: soportando, creyendo, esperando y perseverando.  
 


Leer: 1 Corintios 9:12, 13:4-8, 13;  Gálatas 5:22-23 
Miercoles

CÓMO APEGARSE 
 
Sarah Sloan 
 
Escritura de Hoy: “Además, Jonatán y David hicieron un pacto de amistad, pues Jonatán lo quería como a sí mismo”. 1 Samuel 18:3, RVC  
 
Tema: Amar a los demás como nos amamos a nosotros mismos requiere compromisos a largo plazo. 
 
MANOS AFERRADAS 
 
Ya no tengo niños pequeños. Mi hijo menor ahora tiene cuatro años. Pero no fue hace tanto tiempo que mis bebés dieron sus primeros pasos tambaleantes. Durante meses, se inclinaron tentativamente hacia adelante mientras se aferraban a cada sofá, mesa y superficie sólida a su alrededor. A la hora de la cena, siempre encontraban su camino hacia la cocina y sus manos regordetas encontraban su camino alrededor de mis piernas. Durante esos años, la cena a menudo llegaba a la mesa un poco más lento de lo habitual. Fue en esos momentos que recordé una analogía que había escuchado una vez que comparaba a los niños pequeños aferrados a las promesas y pactos que Dios hizo con nosotros. 
 
La analogía es esta: Dios es tan vasto, omnipotente, hermoso y completamente más allá de nuestra comprensión que eligió darnos promesas y pactos con los que pudiéramos aferrarnos a Él. Tenemos algo en lo que podemos descansar y confiar. Como un niño envuelto alrededor de la pierna de su madre, podemos aferrarnos firmemente a las promesas que Dios nos ha hecho. 
 
RELACIONES DE PACTO 

Los límites del compromiso, que parecen limitarnos y restringirnos, permiten que las relaciones prosperen. Cuando nos comprometemos con otra persona, estamos optando por dejar de lado la libertad de ponernos a nosotros mismos en primer lugar, renunciando al egoísmo, en beneficio de otro. Las relaciones profundas se forman dentro de la seguridad de un compromiso entre dos personas y sobrepasa cualquier libertad o poder que podamos obtener al estar solos. Dios, quien nos creó, hizo pactos con nosotros y nos llama a la comunidad y al compromiso unos con otros y con Él. 
 
LO QUE FÁCIL VIENE, FÁCIL SE VA 

En nuestra sociedad de “lo fácil que viene, lo fácil se va”, todo lo que queremos está al toque de nuestros dedos y se entrega a nuestra puerta en 48 horas. Agregamos amigos con un simple clic y nos desplazamos por sus vidas sin el desorden de las interacciones personales auténticas, y los eliminamos fácilmente cuando nuestras opiniones no están alineadas. 
 
Estar rodeado por todo este instante de "me gusta / no me gusta" ha convertido nuestra cultura en una en la que las personas y las relaciones se han vuelto desechables; donde carecen de longevidad y el poder de impactar nuestras vidas y afectar nuestras almas. En lo profundo, anhelamos y sabemos que fuimos creados para relaciones, y no para ser seguidores de media social, me gusta, o una experiencia de pecera donde las personas observan nuestras vidas desde afuera. Esta cultura de la disponibilidad es la razón por la que muchas veces nos sentimos vacíos y solos. 
 
CREADOS PARA EL COMPROMISO 
 
Queremos más de nuestras relaciones porque es nuestro deseo dado por Dios ser verdaderamente conocidos completamente y ser aceptados tanto por nuestras fortalezas como por nuestras debilidades. Por naturaleza, sabemos que los buenos tiempos son mejores y los tiempos oscuros se vuelven más soportables con alguien a nuestro lado. Incluso sabiendo todo esto, sigue siendo un desafío tomarse el tiempo para invertir en los demás, comprometerse a amarlos a largo plazo y permanecer fieles a nuestras promesas de amor y amistad cuando los tiempos se ponen difíciles y parece más fácil dejar esas amistades.

Cuando hay un compromiso, se puede formar una relación más profunda, una que nos proveerá y restaurará. Cuando elegimos el compromiso, esencialmente estamos diciendo que la otra persona es más importante que nosotros. Cuando nos comprometemos con alguien, aceptamos mantenernos firmes cuando se pone difícil, cuando cambia, cuando es difícil amarlo y cuando no estamos de acuerdo. Comprometerse significa que otra persona también lo hace por nosotros. Aceptan amar cuando cambiamos, cuando es difícil amar y cuando no están de acuerdo con nosotros.  
 
Hagalo Algo Personal: Se necesita amor y desinterés para comprometerse con cualquier tipo de relación duradera. Y ya sea en una amistad, una relación laboral o un matrimonio, todos hemos sido heridos por otras personas. Incluso si le han fallado en una relación anterior, lo desafío a que se exponga de nuevo. Dedique tiempo a invertir y comprometerse con las relaciones que Dios le ha puesto delante. Dios mismo anhela una relación más profunda con usted y lo espera con los brazos abiertos. Ultimadamente, comprometerse a amar bien a Dios y a los demás y a largo plazo agregará riqueza y alegría a su vida. 

Ore: Dios, admito que no dedico tiempo en mi vida para amarte bien a Ti o a los demás. Quiero hacerlo mejor en esto. Ayúdame a invertir en los demás. Muéstrame específicamente a quién necesito amar y ayúdame a comprometerme a ser un amigo fiel. Ayúdame a renovar mi compromiso con las personas y los pactos que ya hice. Ayúdame a aferrarme a las promesas que me diste y ayúdame a ver cuánto anhelas tener una relación conmigo. A veces ni siquiera estoy seguro de cómo ser un buen amigo para Ti, Dios, pero quiero serlo. Ayúdame a invitarte a mi día. Ayúdame a encontrar formas de pasar tiempo Contigo y ayúdame mientras me comprometo a conocerte mejor, Señor. Amén. 
 


Leer: Colosenses 3:12-15;  Deuteronomio 7:9;  Romanos 12:9-10;  Jeremías 31:33-34;  Isaías 54:10 
Jueves

Escritura de Hoy: “Hermano, tu amor me ha alegrado y animado mucho porque has reconfortado el corazón de los santos”. Filemón 1:7 NVI 
 
Tema: Hay una toma y daca tanto de recibir consuelo como de refrescar a los demás en una verdadera amistad. 
 
UN AMIGO REFRESCANTE 
 
Mi amiga cercana Lavinia escribe fielmente las solicitudes de oración para el Grupo de Vida que dirijo. Ella ha hecho esto durante ocho años. Hace un par de años, dimos la bienvenida a un nuevo bebé a nuestra familia. Lavina vino a verlo y a ayudar con mis hijas mayores. Ella arrulló a un bebé quisquilloso que caminaba conmigo cuando lleve al bebé en un cabestrillo. Nos hemos reunido en el gimnasio dos veces por semana en las primeras horas de la mañana durante más de cuatro años. El padre de Lavinia falleció en la primavera de 2021. Fui al funeral en Virginia. Sigo orando por ella y su familia mientras luchan por el dolor que persiste después del entierro. 
 
LLEVAR UNO A OTRO 
 
Una de mis hijas está entrando en la adolescencia, lo que me ha dejado con la sensación de que no sé cómo ser madre. Lavinia tiene hijos mayores. Entonces, le pregunto: "¿Estoy loca?" Lavinia escucha. Lavinia ora por mí. Ella me anima con su presencia y compañerismo. Estoy agradecida por amistades como esta que me ayudan cuando estoy sufriendo. Estaré allí cuando ella necesite apoyo, yo sé que estará allí para mí. 
 
EN EL REINO DE DIOS 
 
En los reinos vegetal y animal, existen tres tipos de relaciones simbióticas. De los tres, solo las relaciones mutualistas benefician a ambas partes. El cocodrilo del Nilo y el chorlito egipcio son una de esas parejas poco probables. El cocodrilo acumula carne podrida entre sus dientes y al chorlito le encantan esas golosinas para comer. Ambos tienen una necesidad: limpieza dental para uno y comidas regulares para el otro. Ambos tienen recursos: las sobras de una comida para uno y un pico tipo palillo para el otro. El cocodrilo descansa con las mandíbulas entreabiertas y el chorlito se posa para darse un festín, sacando trozos de carne de los dientes afilados. Así mismo, las amistades también son simbióticas. 
 
En las relaciones humanas, los personajes poco probables muchas veces se mantienen unidos porque se ayudan unos a otros. A veces estamos en necesidad y nuestros amigos nos llevan. Otras veces, podemos llevar a nuestros amigos. Nuestras debilidades pueden permitir que brille la fuerza de nuestro amigo. Una necesidad puede brindar una oportunidad para que otra comparta un recurso o una fortaleza. Al igual que con el cocodrilo y el chorlito, ninguna de las partes sufre al ofrecer sus recursos y ambas se benefician de la cooperación. “Por eso, anímense y edifíquense unos a otros, tal como lo vienen haciendo” (1 Tesalonicenses 5:11, NVI). En el reino de Dios, Él espera que nos edifiquemos y nos animemos unos a otros. 
 
Hagalo Algo Personal: ¿Qué amigo le viene a la mente cuando piensa en animar y edificar? ¿Es la relación mutualista, es decir, un beneficio para ambas personas? 
 
Ore: Dios Padre, gracias por brindar amigos refrescantes. Ayúdame a aceptar oportunidades para dar y recibir aliento mientras caminamos juntos. Cuando me siento solo, indícame un amigo que pueda animar. Estoy dispuesto a ser un amigo como Tú, Dios. Oro para que durante mi tiempo Contigo orando, leyendo Tu Palabra y meditando o escuchando, pueda ver e imitar las cualidades de un verdadero amigo. Das buenos regalos y los amigos son uno de mis favoritos. Ayúdame a valorar y apreciar a mis amigos y a ver su valor inestimable como Tú. Gracias por ser el "amigo de los pecadores" y por amarme incluso cuando no he sido un buen amigo. En el Nombre de Jesús, Amén. 
 


Leer: Proverbios 27:10; Romanos 15:5-6, Eclesiastés 4:9-10 
Viernes

ADVERSIDAD 

Wayne Wilson 
  
Escritura de Hoy: “El amigo ama en todo momento; en tiempos de angustia es como un hermano”. Proverbios 17:17, RVC  
  
Tema: La amistad se define por cómo nos presentamos ante los demás en momentos de dificultad. 
 
RESCATE ALBOROTADO 
 
Mi vida, tal como la conocía, se había derrumbado. Había perdido mi trabajo, mis ingresos y la carrera a la que había entregado mi vida durante veinte años. Estaba deprimido, perdido, solo y asustado. Nadie, incluida mi familia, sabía qué hacer. Me había dado por vencido. Me había rendido, sintiéndome completamente avergonzado y derrotado. Estaba acostado en la cama cuando sucedió. Sentí que alguien saltaba encima de mí y gritaba: “¡Está bien, amigo! ¡Levántate! Es hora de seguir adelante. ¡No vas a quedarte aquí y rendirte!" Era mi amigo. Se entrometió en mi desesperación para sacudirme. Puede que me salvó la vida ese día. 
  
CUANDO SEA NECESARIO 
  
“El amigo ama en todo momento; en tiempos de angustia es como un hermano” (Proverbios 17:17, RCV). Un amigo siempre ama. Ese es un principio espiritual que vale la pena repetir. Un amigo no ama solo cuando le conviene, cuando tiene tiempo, cuando sabe exactamente qué decir o hacer, etc. Un amigo es el que se sube a la cama con tu desesperación y te sacude. La amistad puede no nacer en la adversidad, pero un amigo cercano, un hermano o hermana espiritual, nace PARA la adversidad. Es cuando más los necesita, pero no los pedirá, cuando aparecen y están allí para usted de la forma en que los necesita, porque ellos lo conocen. Eso es lo que Shane hizo por mí ese día y estoy y estaré eternamente agradecido. 
  
Hagalo Algo Personal: ¿Quién necesita que usted sea un amigo? ¿Que necesitan? ¿Actuará por esa amistad? Arriésguese hoy y sea ese amigo, porque su amistad nació justo para este momento de adversidad. Lo necesitan ahora, más que nunca. 
  
Ore: Dios, hazme audaz y valiente cuando mis amigos más me necesitan. Ayúdame a prestar atención, a vigilar y a saber cuándo me necesitan como amigo. Amén. 
  


Leer: Proverbios 18:24, 27:10; Job 6:14 

 

NUEVO: Devocionales Diarios por correo electronico. - Registrese aqui.

Recursos Adicionales

 

Escuche el Mensaje de esta Semana

 

 

Devocionales Vía Correo Electrónico: Usted también puede recibir los Devocionales de The Cove diariamente en su correo electrónico:

 

Registrese ahora

 

 

Aprender más:

Contactenos para mas información

 

Access Your Group  |  Contact Us  |  Privacy  |  Give Online  |  Refund Policy  |  Espanol  

 

© Copyright The Cove Church 197 Langtree Rd Mooresville NC 28117